El dilema irlandés

¡Hola, señores delegados! En este post vamos comprender la relación entre Irlanda y Irlanda del norte y los posibles impactos de la frontera con la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Desde el siglo XII, Irlanda fue progresivamente colonizada por británicos y en 1798 estaba de facto, sometida al control inglés. De ahí que por divergencias culturales, políticas, económicas y principalmente religiosas se dasarrollaron muchos años de conflictos entre el país colonizado e Inglaterra. En 1919 empezó la guerra que, en 1921, resultó en la independencia de Irlanda. Los ciudadanos del norte de Irlanda, de religión protestante, mayoritaria en la región, tenían el interés de preservar los lazos con el Reino Unido, y por otro lado a los republicanos irlandeses, en su mayoría católicos se independizaron se convirtiendo en un dominio con autogobierno del Imperio Británico. (CENTRAL INTELLIGENCE AGENCY 2018).

Con eso, la frontera terrestre se estableció el 3 de mayo de 1921 entre los países. Los controles aduaneros se explotaron en ambos lados de la frontera desde 1923 hasta su abolición el 1 de enero de 1993, cuando entró en vigor el mercado único de la UE. En la ley de inmigración irlandesa, todos los que no son ciudadanos irlandeses o británicos están clasificados como “no nacionales”. Las personas que llegan por tierra deben obtener un permiso de inmigración dentro de un mes, a menos que esté cubierto por la legislación de la UE sobre la libre circulación de personas. Irlanda y Irlanda del Norte cooperan de distintas maneras en el control de la inmigración, incluso en relación con la política de visados. Además que el comercio puede tener lugar al otro lado de la frontera sin que se cobren derechos, controles aduaneros u otra burocracia, aunque ya se utilicen monedas diferentes. Hay hasta 300150 cruces mayores y menores a lo largo de una frontera de 310 millas (499 kilómetros), con 35,000 personas cruzando la frontera cada día  (PARLAMENTO EUROPEO, [2017]).

Irlanda del Norte, debido a su frontera terrestre compartida con la UE, puede enfrentar complicaciones, así que el futuro de la misma es una de las principales preocupaciones del Reino Unido e Irlanda. Pues aún no se sabe cuál será el impacto preciso en la frontera terrestre, tanto en términos del movimiento de mercancías, cuanto el movimiento de personas. Según el Secretario de Estado para Salir de la Unión Europea, Rt Hon David Davis MP,  Londres, Belfast y Dublín estaban unidos en su deseo de que se mantuviera la frontera abierta, y que “nadie quiere volver al borde duro”  (PARLAMENTO EUROPEO, [2016]).

El principal impedimento para el mantenimiento de los arreglos fronterizos suaves actuales es que, si el Reino Unido se retira de la unión aduanera, van a ser necesarios aranceles,  una vez que Irlanda tiene que cumplir sus obligaciones de la UE, lo que inevitablemente tendría como resultado alguna forma de manifestación física de la frontera, visto que el artículo 3, apartado 1, letra e) 207, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea establece que, a través del Common Política comercial: la UE tiene competencia exclusiva para negociar acuerdos comerciales con terceros países. El Reino Unido, después de Brexit, se convertirá en un tercer país para este fin. (PARLAMENTO EUROPEO, [2017]).

La experiencia en otras fronteras de la UE muestra que, cuando existe un límite aduanero, mientras que la carga y la visibilidad de los controles aduaneros se pueden minimizar, no se pueden eliminar por completo. Tampoco, aunque las soluciones electrónicas y la cooperación transfronteriza son útiles en la medida de lo posible, la tecnología está actualmente disponible para mantener un registro preciso del movimiento transfronterizo de mercancías sin controles físicos en la frontera. La única forma de mantener el límite abierto actual en su totalidad sería que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera o que los socios de la UE acuerden un acuerdo bilateral entre el Reino Unido e Irlanda sobre comercio y aduanas. Sin embargo, dada la competencia exclusiva de la UE para negociar acuerdos comerciales con terceros países. (PARLAMENTO EUROPEO, [2016]).

El Gobierno del Reino Unido aún no ha determinado si intentará imponer restricciones a la libre circulación de ciudadanos de la UE para vivir y trabajar en el Reino Unido. La introducción de restricciones podría tener un impacto en particular en las industrias que ya dependen de la UE mano de obra, por ejemplo, el sector agroalimentario transfronterizo. Acordar un acuerdo de libre comercio que incluye la agricultura tendría que ser una prioridad para el Gobierno del Reino Unido. Ese acuerdo debería reconocer que tarifas libres de exportaciones de productos agrícolas deben ser pensadas.  (PARLAMENTO EUROPEO, [2016]).

También reconocemos que otros Estados miembros de la UE están buscando garantías sobre cómo se tratará a sus ciudadanos que ya residen en Irlanda del Norte. El viaje a través de la frontera terrestre es una parte integral de la vida diaria de muchas personas que viven en el corredor fronterizo. Es esencial que los acuerdos sean pensados para que las personas que viven y trabajan en los países no sean afectadas negativamente. Los diversos modelos propuestos para la futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea ofrecen todos los beneficios, pero todos lo hacen a un costo. (PARLAMENTO EUROPEO, [2017]).

Por lo tanto, para que haya un acuerdo justo entre los países y que la población y la economía no se queden perjudicadas  las dos partes deben comenzar identificando los beneficios, resultados, costos asociados y áreas de interés mutuo. Si lo hacen esto, y están dispuestos a comprometerse hay muchas razones para creer que se pueden alcanzar acuerdos, y cooperación. Cualquier nueva relación entre el Reino Unido y la UE deberá integrarse en una estructura legal.

REFERENCIAS

CENTRAL INTELLIGENCE AGENCY. The World Factbook. s/d. Disponible en: <https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/ei.html&gt; Acceso en: 17 ago. 2018.

UK PARLIAMENT. Brexit: UK-Irish relations  2016. Disponible en: < https://publications.parliament.uk/pa/ld201617/ldselect/ldeucom/76/76.pdf&gt;. Acceso
en: 20
ago. 2018.

UK PARLIAMENT. Northern Ireland and the EU referendum  2016. Disponible en:<https://publications.parliament.uk/pa/cm201617/cmselect/cmniaf/48/48.pdf. Acceso en: 20 ago. 2018

UK PARLIAMENT. The land border between Northern Ireland and Ireland 2017. Disponible en:<https://publications.parliament.uk/pa/cm201719/cmselect/cmniaf/329/329.pdf&gt;. Acceso en: 22 ago. 2018

UK PARLIAMENT. UK-EU relations after Brexit 2017. Disponible en:<https://publications.parliament.uk/pa/cm201719/cmselect/cmniaf/329/329.pdf&gt;. Acceso en: 22 ago. 2018

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s